Obtener e-book Alzar la Voz: Entre Cielo y Tierra

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Alzar la Voz: Entre Cielo y Tierra PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Alzar la Voz: Entre Cielo y Tierra. Feliz lectura Alzar la Voz: Entre Cielo y Tierra Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Alzar la Voz: Entre Cielo y Tierra en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Alzar la Voz: Entre Cielo y Tierra Pocket Guide.
Contents:
  1. Suscríbete a nuestra lista
  2. Deblogcional
  3. Levanta tu mirada al Cielo | Deblogcional | Estudios diarios de la Biblia para todo el que tenga fe

Disfrutemos estas navidades de la Luz Verdadera dejando que alumbre y traiga sentido a todo nuestro ser. Preparémonos para que seamos nosotras de las personas privilegiadas que llegamos a disfrutar y celebrar este acontecimiento histórico tan especial de una manera digna y plena. Este primer día vamos a examinar el pasaje de Isaías , el cual describe al Mesías que había de venir.

Siglos antes del nacimiento de Cristo en Belén, ya teníamos la profecía de aquel que vendría a traer paz a la tierra. Paz es una palabra que se escucha como deseo de muchos durante todo el año, y especialmente en esta época de la Navidad. A nadie le gusta vivir en constante conflicto. Hay un sinfín de quejas y denuncias por conflictos; vemos conflictos en el trabajo, conflictos en la familia, conflictos con los amigos, y ni qué hablar de los conflictos a nivel mundial.

Sin embargo, ese nunca es el camino a la paz. Y sin embargo nos resistimos a la Paz que Dios ya ha dado. Queremos paz, pero no la que Dios da. En el libro del profeta Isaías leemos que no hay paz sin Dios Isaías Dios hecho carne vino a la Tierra para hacer posible la paz.

Suscríbete a nuestra lista

Se presenta a sí mismo como el Príncipe de Paz. Los humanos hemos rechazado al Dios Creador desde el principio, intentando vivir la vida sin Dios. Pero Dios, en su eterno amor y misericordia vino para restaurar la paz entre la creación desviada y el Creador. Pero no se quedó muerto; resucitó al tercer día, victorioso sobre la muerte y el mal. Esto lo hizo para que todos los que confían en Cristo puedan gozar de la Paz con Dios. Es esa paz personal con el Príncipe de Paz la que nos permite tener paz con nosotros mismos, con nuestros familiares y con todos los que nos rodean.

Esta paz va desde el interior y se extiende a otros. En esta Navidad, eso es lo que te deseo, la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento. Deseo que conozcas al Principe de Paz. Mucho ocurrió en el mundo durante estos años.

Deblogcional

El imperio Persa cayó, dando paso al imperio griego. Tras la muerte de Alejandro Magno, el imperio se dividió entre sus cuatro generales, y el pueblo judío pasó por diferentes poderes y diferentes influencias. Herodes gobernaba la región bajo domino romano, y los judíos tenían el templo, con fariseos y saduceos como líderes religiosos.

Los Nocheros - Entre la tierra y el cielo (con letra) (with lyrics)

Sin embargo, digamos que en el templo no habitaba la presencia de Dios. La Palabra de Dios nos presenta una persona, Jesucristo, un plan, la redención del ser humano, y una meta, la gloria de Dios. La historia de la humanidad y la del pueblo escogido por Dios nos ha hecho ver la necesidad de un Salvador, el cual Dios ha revelado desde los primeros capítulos del Génesis. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. No olvidemos el verdadero significado de la Navidad. Sin embargo, las primeras palabras de Malaquías nos informan que lo que estamos a punto de leer es una profecía contra el pueblo de Israel.

Había pasado un siglo desde que Zacarías había escrito, desde que se había reedificado el templo y los israelitas habían vuelto a morar en Jerusalén.


  • 10 formas de elevar la conciencia sin necesidad de usar drogas psicodélicas.
  • Viaje historico-anecdotico por las islas de Lanzarote y Fuerteventura (Voces de Lanzarote)?
  • Canciones - alabanza y adoración Elim?
  • Dios en el cielo y en la tierra el dinero.
  • Coaching y sanación: 5 herramientas claves para el crecimiento personal.
  • Ester: Comentario de Breslov sobre la Meguilá.

Sin embargo, parece ser que los 70 años de cautiverio no habían enseñado al pueblo a obedecer a Dios. Pronto se habían vuelto a sus antiguos caminos, y en este libro, Malaquías expone varios desencuentros entre Dios y su pueblo, el cual duda del cuidado de Dios.


  • Selected Readings In Easy Spanish 6 (Spanish Lite Series).
  • Desde la fe.
  • El cementerio marino: Edición bilingüe español-francés.
  • raíces y brotes de una historia de evangelio!

Y Dios les explica: En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Dios les reta a llevar esos sacrificios a un príncipe. No lo harían, pues sería mostrar menosprecio a este, y sin embargo, estaban menospreciando a Dios y querían pasar desapercibidos. Habían llegado a la conclusión de que no importaba si uno hacía lo justo o no. Algunos de los salmos nos muestran una confusión similar, al ver que hay mal en el mundo que parece pasarle desapercibido a Dios, llegamos a la conclusión de que a Dios no le importa.

La injusticia, así como la justicia, nunca puede pasarle desapercibida. Dios, que no cambia, es justo y es verdad. Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Pues vosotros me habéis robado. En vuestros diezmos y ofrendas. Sin duda, esa no es la cuestión.

El pueblo no mostraba gratitud y no mostraba dependencia. En los diezmos y ofrendas mostramos que dependemos de Él para nuestro sustento. Dios enviaría un mensajero primero, para preparar el camino A este le llama Elías en el , porque daría testimonio del que venía tras él y prepararía el camino; este sería Juan el Bautista, el que vino antes de Cristo, preparando los corazones tras cuatro siglos de silencio profético.

El día del Señor se acercaba. Su ofrenda sería grata. El cordero de Dios que quita el pecado del mundo vendría a la tierra a traer paz entre Dios y los hombres, y este cordero sería digno de Dios, perfecto y sin mancha. Malaquías nos deja con la instrucción de atender a la Palabra de Dios, y con la esperanza del Mesías que vendría para que nosotros no tengamos que experimentar la maldición digna de nuestro pecado. Gracias a Dios por proveer el cordero perfecto, Jesucristo, Dios Hijo. En el resto del libro de Zacarías, Dios comparte con su pueblo las bases de esta nueva etapa y lo que vendría en el futuro para el pueblo que siguiera a Dios.

Podemos oír la ironía del asunto. Ellos creían que por no comer o por lamentarse, estaban ganando favor de Dios. Mas Dios que conoce los corazones, sabe que todo esto no lo habían hecho de corazón para el Señor, sino por tradición. Ahora podían disfrutar de una nueva Jerusalén. Zacarías 9: 9 profetizó que entraría a Jerusalén montado en un asno. Zacarías , que sería vendido por 30 piezas de plata. Zacarías que este dinero sería devuelto, y Zacarías , que su costado sería traspasado. Recordemos que los pensamientos de Dios y sus planes son de bien.

Como afirma Zacarías, todo aquel que le busca lo encuentra y puede disfrutar de vida eterna con Él. Mas los que venimos a Él ahora, podemos disfrutar de vida con el Mesías en esta vida y en la eternidad. Te invito a buscarlo y amarlo. En el libro de Zacarías encontramos ocho visiones en las que Dios habló a Zacarías. A través de estas escenas, Dios muestra el cuidado de su pueblo, su provisión, y la necesidad del pueblo de someterse a la voluntad de Dios y cumplir con lo que Dios quiere para su pueblo.

Estas visiones, al igual que el resto de mensajes proféticos del antiguo testamento, tratan temas en el tiempo histórico en el que se dieron, y a la vez nos dan información sobre eventos que estaban por venir. Como hemos visto a lo largo de todo el Antiguo Testamento, vemos de nuevo la promesa del Mesías sacerdote y el futuro reinado del Mesías Rey. Estas visiones parecen estar presentadas de este modo, de forma que la visión 1 y 8 son paralelas, la 2 y la 7, la 3 y la seis, y en el centro del mensaje, con el punto principal que debemos recordar, se nos presentan la visión 4 y 5.

Veamos lo que Dios quería comunicar a través de estas y lo que nosotros podemos aprender de ellas. Esta visión es paralela con la octava visión, donde Zacarías vio cuatro carros que salían de entre dos montes de bronce cada uno con caballos diferentes, los cuales volvemos a ver en el libro del Apocalipsis en el Nuevo Testamento. Recordemos que el pueblo de Dios se había acomodado de vuelta a Jerusalén, y habían olvidado reedificar el templo que Dios les había concedido.

En la séptima visión, una mujer se asomaba de dentro de una cesta, y esta representaba a la maldad de la humanidad; y entrando en la cesta, era tapada con una tapa de plomo. Y otras dos mujeres con alas de cigüeña que venían, tomaban la cesta y la alzaban, y la llevaban lejos. Extrañas visiones que recordarían al pueblo su pecado pasado y el exilio. En una tercera visión, vemos una mano con una vara de medir, midiendo la ciudad de Jerusalén que sería construida.

En esta nueva Jerusalén, reinaría la justicia de Dios. Ahora debía andar en pureza, en los caminos de Dios, y Dios lo guardaría. Esto explicaba que Zorobabel no construiría en sus propias fuerzas, ni Josué guiaría al pueblo espiritualmente en su propia sabiduría, sino que la clave estaba en la dependencia del pueblo en la fuerza del que nunca se agota y la fuente inagotable de sabiduría, Dios mismo. En el capítulo 6, y en conexión con estas dos visiones centrales, Dios le pide a Zacarías que corone al sacerdote Josué con coronas de oro y plata que el profeta habría manufacturado. Esta coronación sería simbólica del Renuevo, aquel del cual Jeremías ya había hablado, el que brotaría de las raíces y edificaría el templo.

Es precioso ver que aunque las visiones de Zacarías hablaban al pueblo de eventos en sus días, también les recordaba que un día, el Mesías sería coronado. Estas visiones hablaban a aquellos que habían vuelto a Jerusalén después del cautiverio. Debían ponerse las pilas, edificar el templo que Dios les había concedido a través del permiso y provisión de los reyes de Persia, hombres que ni siquiera eran del pueblo de Dios, y alabar al Señor con sus vidas, mostrando a través de su andar diario una relación personal y vibrante con su Salvador.

Mostremos nosotras también en nuestras vidas esta confianza en aquel que todo lo ve, que provee todo lo que necesitamos y que nos ha concedido paz eterna en Cristo.

Levanta tu mirada al Cielo | Deblogcional | Estudios diarios de la Biblia para todo el que tenga fe

Los profetas Hageo y Zacarías fueron enviados por Dios para advertir al pueblo en Jerusalén de la necesidad de construir el templo. Después de los 70 años de cautiverio en Babilonia, los israelitas volvieron a su tierra en varias tandas. Ya leímos de estos eventos en los libros de historia y en Esdras y Nehemías.

Nehemías supervisó la construcción de los muros de la ciudad, y la intención era edificar el templo de nuevo.