Descargar PDF Un cielo de locos: (Larga primavera de 2003)

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Un cielo de locos: (Larga primavera de 2003) PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Un cielo de locos: (Larga primavera de 2003). Feliz lectura Un cielo de locos: (Larga primavera de 2003) Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Un cielo de locos: (Larga primavera de 2003) en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Un cielo de locos: (Larga primavera de 2003) Pocket Guide.
AVVISO IMPORTANTE!
Contents:
  1. Nueva primavera - PDF Free Download
  2. Menú de navegación
  3. Un Cielo De Locos Larga Primavera De 2003 Spanish Edition
  4. Mais acessadas de Sergio Dalma
  5. Revista de Humanidades: Tecnológico de Monterrey-No. 14 Primavera 2003. Marzo 2003.

La contradiccin entre los discursos de Casal y Mart refleja el conflicto subyacente en la identidad cultural cubana originado, en palabras de Alvarez-Tabo, "en el hecho de que en Cuba la escritura sobre la nacionalidad se inici antes de que se hubiera constituido un estado nacional. De esta forma, Mart establece un modelo ideal de cubano rechazando toda orientacin sexual considerada como "no natural".

Nueva primavera - PDF Free Download

En su novela Amistad funesta, tambin llamada Luca Jerez aparecen de nuevo referencias a lo que Bejel defini como manly woman. Luca es dibujada de modo perverso y amenazante: "Luca se haba entrado por el alma a Sol desde la noche en que le pareci [a Sol] sentir goce cuando se clav en su seno la espina de la rosa. Luca ardiente y desptica De esta forma Mart subraya la desviacin moral del personaje de Luca, y el asesinato final de Sol se convierte en un metafrico castigo por esta trasgresin de la ley natural, que sera el deseo lsbico, considerado aqu como desviacin del ideal femenino.

Adems de Amistad Funesta encontramos de nuevo una primera muestra de ese emergente ideal femenino cubano en dos melodramas de la poca: Cecilia Valds, escrita por Cirilo Villaverde en y, posteriormente, Las Impuras publicada por Miguel Carrin en Siguiendo a Francine Masiello, habra que decir que es imposible narrar sobre el fin del siglo XIX sin seguir la estructura del melodrama, ya que "muestra la crisis de identidad individual en relacin con el estado moderno" La narrativa costumbrista proporciona adems espacios, personajes, sentimientos y emociones de la vida cotidiana que sintonizan con el lector.

En las obras mencionadas aparecen ya dos lugares comunes que identificarn el imaginario cultural cubano: por un lado, el mito de la mulata de libido voluptuosa y, por otro, la elaboracin del mito de la Isla como espacio considerado "paraso de todos los sueos", tal y como se describe en la novela de Carrin.

En Cecilia Valds encontramos ya, como seala Alvarez-Tabo, "los atributos del mito elaborado sobre la mulata: belleza, voluptuosidad sensual, malignidad y ascendencia impura" En la obra se describe el amor apasionado entre la mulata Cecilia hija de mulata y blanco y Leonardo, joven blanco hermano por parte de padre de Cecilia, aunque ambos desconocen este parentesco. Leonardo describe a su amada Cecilia con estas palabras: "Es toda pasin y fuego, es mi tentadora, es un diablito en figura de mujer Alvarez-Tabo ha credo ver en la obra una alegora mujer- nacin cubana, debido a que Villaverde utiliza el tema de la mujer como "estrategia literaria que representa y simboliza la apropiacin del espacio insular" Algunos crticos como Madelaine Cmara han visto en esta construccin del mito sobre la mulata no tanto un ideal que ensalza el mestizaje cubano, sino la elaboracin de una excusa moral del hombre blanco por el sometimiento del africano en el Caribe.

El mito de una sensualidad de libido voluptuosa con que Occidente ha identificado a la mulata caribea, como afirma Cmara:. De esta manera el referente al mito es utilizado para justificar la cosificacin de la mulata cubana, provocando as una ambigedad discursiva en lo moral.

Junto con este imaginario, en la novela Las Impuras se establece otro mito identitario: el de la Isla, ms concretamente el de La Habana, como espacio de desinhibicin:. Carrin En la obra se nos describen las relaciones amorosas y sexuales de Rogelio, un poltico burgus casado, y su amante Teresa, adems de otras relaciones pasajeras con diversas mujeres.

Mucho más que documentos.

La novela comienza cuando Rogelio se traslada desde el interior de la Isla, donde vive con su mujer, a La Habana, trayendo consigo a Teresa, a la que instala en una pensin. En la pensin se nos describe la vida de sus otros ocupantes: mujeres la mayora, amantes o prostitutas, incluso la duea de la casa "era la antigua encargada de un burdel" Adems de dibujarnos la atmsfera de La Habana como un espacio de libertinaje y desinhibicin que, ms adelante, se transformar a travs del tiempo en mito identificador de la ciudad, tanto Villaverde como Carrin reflejan en sus obras la persistencia del sistema patriarcal en la sociedad cubana, donde lo masculino siempre ejerce el control sobre lo femenino: Los protagonistas de ambas obras, Leonardo y Rogelio, deciden siempre el rumbo de la relacin con Cecilia o Teresa.

Incluso Leonardo es asesinado finalmente, pero por otro hombre, el mulato Jos Dolores, cuando decide casarse con Isabel y no con Cecilia. Y en cuanto a Rogelio, ste siempre es quien toma las decisiones: mudarse a La Habana, la pensin donde se instala Teresa, tener otras amantes, regresar con su mujer Estas obras expresan as un mundo social donde se establece el sometimiento de lo femenino.

La mujer se "cosifica", entendindose, en palabras de la ensayista Nora Segura, como un cuerpo-para-otros. Son estas imgenes las que sugieren sumisin ante lo masculino, reforzando de esta manera en el imaginario el patriarcalismo dominante. La elaboracin simblica de Cuba y La Habana como lugares de desinhibicin sexual, mantenida hasta hoy, fue construyndose especialmente durante las dcadas de los aos 30, 40 y 50 a travs del imaginario definido por el cine y la msica, que estaban determinados por el mercado turstico norteamericano, principalmente.

Louis Prez seala en On Becoming Cuban que Cuba entr en el imaginario estadounidense como "the place of pleasures unavailable at home" Graham Green defini La Habana diciendo que era el lugar "where every vice was permissible" citado en Prez, Prez seala como factor de inicio de esta elaboracin del imaginario cubano desde el exterior la promulgacin de la conocida popularmente como "Ley Seca" Volstead Act de , que prohiba la venta y consumo pblico de alcohol en Estados Unidos.

Todo ello trajo como consecuencia un aumento de la oferta y demanda turstica hacia la Isla. El conocido cabaret Tokio de La Habana se ofertaba en las agencias bajo el lema: "come when you like, do what you please". Se necesitaba "escapar" a otros espacios. Y Cuba se convirti en ese espacio con el que soar.

Cuba se ofreci en el imaginario como un acceso cercano a lo extico: "so near, and yet so foreign" era el lema turstico sobre Cuba de una empresa de viajes norteamericana en Este "orientalismo" del trpico cubano, siguiendo las teoras que Edward Said aplic a la exotizacin de Oriente por Europa, es una invencin que recrea "a place of romance, exotic beings, haunting memories and landscapes" 2.

Sera, en definitiva, y como seala de nuevo el propio Said, una idea de representacin teatral por occidente: "the Orient seems to be Parafraseando este rubro, el Caribe, y Cuba en particular, se convirtieron en escenario teatral de Occidente, de Estados Unidos ms concretamente, donde se representaban los mitos elaborados sobre este espacio y construidos para proporcionar un "otro extico" a donde escapar de la realidad cotidiana. Y, como resultado de todo ello, el turismo a Cuba se dispar: de Hemingway lleg a decir que le gustaba Cuba "because it had both, fishing and fucking" Prez En definitiva, como afirma Louis Prez, "Cuba as a place of sex, sensuality and seduction took firm hold" La msica fue tambin un importante medio para construir esa imagen extica de Cuba: son, mambo, cha-cha-cha, rumba, conga y salsa, todos ellos ritmos cubanos, se popularizan en todo el mundo con orquestas como las de Xavier Cugat, mientras canciones como "Cabana in Habana", "Cuban Cabaret", "My Cuban Pearl" o "Cuban Belle", suenan en las radios durante los aos 30 y Canciones todas ellas que hablan siempre de romance y seduccin.

Se construye as una exotizacin de lo cubano desde fuera, pero que fue rpidamente asumida y asimilada como propia, ya sea por necesidades econmicas del mercado o bien por un deseo de autoafirmacin de lo nacional propio frente al otro exterior. Como afirma Prez:. Northamericans establish as dominant discourse the concept of Cuban as a function of their needs, around which much subsequently developed as Cuban assumed form.

Esta "autoexotizacin", elaborada siempre en base a un imaginario sexual, fue entendida como un smbolo diferenciador de esa cubana. Pero durante este tiempo merecen tambin destacarse intentos de elaborar esta identidad desde otros espacios, como el movimiento cultural llamado "Negrismo", en el que escritores como Nicols Guillen, Emilio Ballagas, Lydia Cabrera o Alejo Carpentier, y pensadores como Fernando Ortiz, publican obras de temtica africana, reafirmando as la presencia de esta tradicin como parte intrnseca de la cultura cubana.

Este movimiento cultural surge a raz de la revolucin antimachadista a principios de la dcada de los Los escritores reivindican los derechos del sector social cubano ms explotado: el campesino, el negro, el obrero.

Menú de navegación

En Emilio Ballagas publica Antologa de la poesa negra hispano-anwricana, mientras en Guillen haba escrito ya Snsoro Casanga y en Alejo Carpentier su novela Ecn-Ynniba-O, donde el joven protagonista Ecu recurre a la santera mulata para, con su magia, conseguir sus propsitos amorosos. En la narrativa y la poesa negrista encontramos representaciones que exaltan valores del nacionalismo cubano frente a ese "otro" extranjero. Un ejemplo de ello es el poema de Nicols Guillen "Cantaliso en un bar" dentro de su obra Libro de los sones El autor construye aqu un discurso de rechazo a la presencia norteamericana en la Isla.

Sin embargo, en estas obras se destaca tambin la sexualidad de lo africano frente al blanco, entendida como poder mgico de seduccin sobre este ltimo. Lydia Cabrera, en sus Cuentos Negros, describe a la bella mulata Ochn deidad orisha dentro de la tradicin yucum africana como "diosa del amor, color de azcar morena, mulata Virgen de la Caridad del Cobre, Diosa de belleza que seduce y cautiva La mulata es descrita ahora como una diosa extica de sensualidad con control sobre las fuerzas de lo mgico, fuerzas ocultas y misteriosas para el hombre blanco.

Por tanto, hay que concluir que el negrismo sigue manteniendo la elaboracin en el imaginario de la sensualidad voluptuosa de la mulata, aunque ahora entendida como smbolo de poder sexual sobre lo blanco. De esta manera, este mito pasa a convertirse tambin en un valor del nacionalismo cubano. Si hasta los aos 50 la construccin de mitos identitarios de la ciibana estuvo marcada por la relacin de la Isla con el mercado norteamericano principalmente con el europeo en menor medida , tras el estallido de la Revolucin Castrista de esta conexin se interrumpi, aunque no por ello desaparecieron los estereotipos identitarios que hasta ese momento identificaban y diferenciaban "lo cubano".

Caracterstico de la Revolucin fue el explcito rechazo a la homosexualidad, entendida, siguiendo a Mart, como smbolo de debilidad que alejaba lo masculino del ideal militar revolucionario. En y durante un discurso pblico, Fidel Castro define la homosexualidad como "gusanera de la Revolucin"10, definicin que ser empleada aos ms tarde para definir la oposicin al rgimen.


  1. Ser sacerdote (Libros Palabra nº 64)!
  2. El Bamboo Viper Series.
  3. Selected Readings In Easy Spanish 3 (Spanish Lite Series).
  4. Related Un Cielo De Locos Larga Primavera De 2003 I51iZEq6vFI books.

El adjetivo "gusano" para definir al homosexual en Cuba reforz an ms el sentimiento de homofobia social general. De nuevo aparece el viejo binomio homosexualidad-debilidad del ideario cubano martiano. Junto a ello es necesario mencionar, como seala Leiner, que en Cuba era considerada homosexual aquella persona "only if his behaviour is not macho" Es decir, tener deseo y relaciones sexuales con otro hombre no implica ser homosexual, sino nicamente es considerado como tal si la persona "takes the pasive-receiving role" Leiner El "rol pasivo" en la relacin sexual homosexual es concebido como inferior al activo y muestra evidente de debilidad y afeminamiento Leiner Reinaldo Arenas describe esta situacin en un pasaje de sus memorias Antes que anochezca:.

El gobierno cubano no consideraba que los homosexuales activos fueran, en realidad, homosexuales. Quizs en esta concepcin de la homosexualidad centrada nicamente en el papel dentro de la relacin sexual subyace el simbolismo de la metfora fundacional elaborada por Octavio Paz acerca de Latinoamrica. Me refiero aqu a la alegora de la invasin espaola construida con el simbolismo de "los hijos de la chingada", haciendo referencia a la "entrega" sexual de la Malinche al "conquistador".

En este sentido el acto sexual activo se relacionara en el simblico con lo masculino, ya que implica figuras de poder, control y sometimiento.

Un Cielo De Locos Larga Primavera De 2003 Spanish Edition

Con esta connotacin se hara entendible el hecho de que en ciertas culturas de Amrica Latina, como Cuba o Mxico, el homosexual activo no sea considerado homosexual realmente, ya que desarrolla un rol masculino. Es destacable tambin el hecho de que sea nicamente el papel en la relacin sexual el factor que sirve para definir la homosexualidad y no tanto el propio deseo. Ello nos recuerda las teoras de Marta Lamas acerca de la construccin cultural de las identidades sexuales y su representacin en el imaginario: lo "ma- cho" se entiende como lo activo en la relacin sexual y "lo femenino" como el receptor pasivo.

En cualquier caso, la Revolucin uni el proyecto poltico y econmico al de regeneracin social de la Isla, y el rgimen entendi tanto a la homosexualidad como a la prostitucin como una consecuencia de la "degeneracin de la burguesa fascista de Batista", en palabras de Castro. Comenz entonces una represin poltica y social: en se clausura la revista Cicln, cuyo editor, Jos Rodrguez Feo, era conocido por su homosexualidad, y en el escritor Virgilio Pinera es arrestado por su apariencia de "hombre afeminado" y su vida "escandalosa" Bejel En se crean las UMAP unidades militares de ayuda a la produccin , campos de trabajo agrcola donde homosexuales e intelectuales opuestos al rgimen eran condenados y recluidos Reinaldo Arenas cuenta sus duras experiencias en estos campos de recogida de caa de azcar en Antes que anochezca.

Al igual que ocurriera con el higienismo de fines del siglo XIX, la homosexualidad era considerada, como seala Osear Montero, "una enfermedad social capaz de infectar al resto de la poblacin" La Cuba de la Revolucin recordaba de nuevo el ideal de hombre viril militar de los primeros aos de independencia del pas, pero ahora reconvirtindose como icono del buen cubano revolucionario.

La idea de formar una nueva sociedad a partir de la Revolucin hizo que se tuviera como objetivo eliminar lo que Bejel define como "the impurities of the bourgeois past" 99 , y la homosexualidad se convirti as en uno de esos "malos hbitos" del pasado que deba eliminarse de la nueva sociedad cubana revolucionaria.

De esta forma la homofobia pas no solo a institucionalizarse, sino a convertirse en valor nacional. Es desde mediados de la dcada de los 60 y despus en los 70 cuando se produce lo que Bejel define como "the intellectual gay as custodian of Cuban intellectual culture" Jos Lezama Lima publica Paradiso en , cuyo captulo VIH, principalmente, describe imgenes homoerticas "Farraluque, dotado de enorme verga" as como tambin explcitas referencias a relaciones homosexuales de los protagonistas.

La obra, aunque fue censurada en un principio, se convirti en icono de la literatura cubana y Lezama Lima, escritor homosexual, pas a tener un prestigio reconocido dentro de la Isla. Esta situacin se refleja en la famosa pelcula Fresa y chocolate, rodada por Toms Gutirrez Alea en En el film, Diego, artista homosexual que reside en La Habana a finales de los setenta, sublima su relacin con la cultura cubana y su sentimiento de defensa de lo nacional.

El personaje de Diego, como afirma Jos Quiroga, "se muestra absolutamente comprometido con La Habana, con su gente y sus problemas sociales y, especialmente, con la cultura cubana" Su frase: "Entre una picha y la cubana, siempre la cubana. Constituye este un intento de eliminar la homof obia social y reclamar un espacio para el homosexual dentro del imaginario nacional.

Los dioses deben estar locos 4 perdido en Hong Kong

Quiroga define esta tendencia de considerar al homosexual como figura salvaguarda de la cultura y la intelectualidad cubana como un modo de representar la represin de una parte de la cultura de la isla bajo el rgimen de la Revolucin Quiroga Como seala Osear Montero, las representaciones culturales de la homosexualidad "eran consideradas marginales hasta los trabajos de Jos Lezama Lima, Virgilio Pinera, Reinaldo Arenas y Severo Sarduy" En las novelas Gestos y Cobra , Sarduy crea personajes de travestis que, en palabras de Bejel, "do not imitate woman but rather implies excess and extravagance" 30 , convirtiendo as al qiteer en un elemento clave de la esttica neobarroca sarduyana, continuando con ese intento de incluir al homosexual dentro de las formas de expresin de la cultura cubana.

Tanto Pinera en su obra Teatro completo como ms adelante Sarduy en su novela Colibr , reflexionan sobre la cuestin de la identidad y sus formas de representacin. Pinera destaca en la introduccin de su obra la pose teatral de Castro entrando en La Habana y siendo adorado por la multitud. Sarduy escribe: "Dios es simulacin. El que ms finja es el elegido" 68 , elaborando de esta manera un juego conceptual sobre lo "teatral", sobre la "pose" de las identidades y su simbolismo.

Para Bejel, Colibr, nombre del joven gay protagonista de la novela, representa el ideal neobarroco de simulacin: "a world in which all representation is simulation" y donde lo queer se convierte por tanto en nuevo icono cultural. Como afirma Marvin Leiner:. Although this change itself did not end the suffering of gay people who were victims of prejudice, it was a significant move toward more liberal altitudes that allowed a challenge to homophobia to take root.

A partir de la Revolucin, Cuba deja de ser para el mercado norteamericano su "otro" extico dentro del imaginario sobre sexualidad y se convierte no solo en enemigo poltico, sino tambin en mito del triunfo de la revolucin popular con nuevos iconos como el Che Guevara.

Mais acessadas de Sergio Dalma

Pero, por otro lado, la figura de Fidel Castro y los principales hroes de la Revolucin como Camilo Cienfuegos o el propio Che , representan para Cuba el personaje de referencia, la autoridad estatal del hroe revolucionario que perpeta en el imaginario el poder patriarcal. Se elabora ahora un imaginario constituido por el smbolo falocntrico del poder dictatorial de Castro, siguiendo las teoras lacanianas que identifican poder y control como adjetivos de lo masculino y que ayudaran a sostener la continuacin del tradicional patriarcalismo de la sociedad cubana, adems del modelo masculino de viril hroe revolucionario que favoreci la extensin del sentimiento homofbico.

Respecto a la mujer cubana, la Revolucin propici mediante la creacin de la Federacin de Mujeres Cubanas institucin mantenida hasta hoy que la reivindicacin de los derechos sociales de la mujer fuera relegada dentro del discurso de igualdad de clase que propugnaba la Revolucin. Como seala Leiner: "homophobia is closely tied to the devaluation of women" Si las connotaciones de "feminidad" son entendidas como debilidad, no es de extraar que en la sociedad cubana se perpete el sistema patriarcal de sumisin de lo femenino.

Aunque las leyes cubanas actuales permiten el aborto y mtodos anticonceptivos gratuitos, ello se asume como responsabilidad para la mujer exclusivamente. Y tareas como el trabajo en casa y la educacin de los hijos son consideradas "femeninas". Finalmente es a finales de los 80 y, especialmente durante la dcada de los 90, cuando la literatura, el arte y el cine cubano desarrollan nuevas formas de expresin alejadas del discurso sexual oficial. Como afirma Arenas en Antes que anochezca, "si una cosa desarroll la represin sexual en Cuba fue, precisamente, la liberacin sexual" Es en la dcada de los 90 cuando tiene lugar una tremenda crisis econmica en Cuba al quedarse sta sin aliados polticos tras el derrumbe de la Unin Sovitica y ser sometida la Isla a un duro aislamiento comercial internacional, secundando la decisin del gobierno norteamericano.

Es entonces cuando las instituciones cubanas retornan al reclamo del turismo como principal soporte de su economa recurriendo a los tradicionales mitos de exotizacin de la Isla: la mulata libidinosa y Cuba como espacio de desinhibicin.


  • La novela “Un cielo de locos” sigue dando que hablar.
  • Cargado por.
  • El hombre que fuma cigarrillos de menta?
  • Un cielo de locos: (Larga primavera de 2003).
  • Hosseini, khaled (). cometas en el cielo [83].
  • PLUF PLAF: EN EL CAMPO Y LA CIUDAD;
  • De nuevo el pas se ofrece al exterior, especialmente a Europa, como paraso tropical sexual, mientras mujeres mulatas son utilizadas como imagen en los reclamos publicitarios. Aparece entonces el fenmeno del llamado "turismo sexual", asociado tambin al jineterismo jinetera es la prostituta exclusivamente para turistas.

    El imaginario del mito de la mulata es encarnado ahora por la jinetera cubana, habanera y mulata en su mayora. En se estrena la pelcula Who the Hell Is Juliette? Podemos ver en la pelcula escenarios de playas donde las nicas mujeres son mulatas acosadas por la presencia de turistas italianos que gritan: "Bonita Se perpeta as el icono de la mulata cubana de libido voluptuosa convirtindose una vez ms, corno ya lo hiciera en el pasado, en reclamo para el mercado turstico.

    Como seala Louis Prez:.

    Revista de Humanidades: Tecnológico de Monterrey-No. 14 Primavera 2003. Marzo 2003.

    Cuba was the site of sex with the woman o the Other, exotic and mysterious, primitive and carnal; passionate, governed by libidinal impulses and articulated in racial terms. Sin embargo, como antes se mencionaba, junto a este nuevo revival de los mitos identificadores de la cubana por parte de las instituciones, la literatura y el cine cubanos experimentan en los 90 nuevas formas de expresin del discurso sexual hasta entonces marginadas.

    En la narrativa, mujeres escritoras como Marilyn Bobes Alguien tiene que llorar, o Karla Surez Silencios, escriben historias sobre jineteras de La Habana que terminan casndose con un europeo para poder salir de la Isla. Aunque pueda parecer incomprensible, estas novelas se publicaron en Cuba sin ninguna censura. Ena Luca Prtela escribe abiertamente sobre relaciones lsbicas y Pedro de Jess publica El retrato , un cuento con una historia triangular bisexual- homosexual.

    Como las escritoras antes mencionadas, tampoco tienen ningn problema con la censura. Y Pedro Juan Gutirrez triunfa internacionalmente con una novela prohibida sin embargo en la Isla hasta enero de este ao, : Triloga Sucia de La Habana , una historia sobre personajes marginales y relaciones homosexuales.